Chiste Número #3153

Habían dos locos en un manicomio, uno le dice al otro:

¡Escapemosnos!

Y el otro le contesta:

Okay.

¿Pero cómo nos escapamos para que los guadias no nos vean?

Entonces el otro loco le dice:

Ya sé, disfracemonos de dulces.

Cuando iban saliendo, uno de los guardias les dice:

Oigan, pero ustedes son dementes.

Entonces uno de los locos le dice:

Un momento señor, yo soy de mente, él es de chequelete.