Un chico chileno se va a la universidad en Estados Unidos, pero mas o menos a la mitad del semestre se le acaba el dinero que le dieron sus padres . Se le ocurre entonces una idea brillante y llama a su padre : Papi, no vas a creer las maravillas modernas de la educación […]

Era una vez un gangoso que caminaba por la calle y de pronto que se encuentra una lámpara maravillosa, y le pide un deseo: Deseo que mis padres sean igual que yo. Cuando llega a su casa su madre le dice: ¿Hijjooo quieeerreess deee commerr? Y el gangoso se dijo que su madre hablaba igual […]

Una señora con diez años de matrimonio ve una lámpara vieja de su marido. La frota por casualidad y sale un genio. El genio le dice: Te concederé 3 deseos, pero cualquier cosa que me pidas, a tu marido le daré 100 veces más. La señora piensa un momento y dice: Deseo ser increíblemente bella. […]

Están tres náufragos solos en una isla desierta y se encuentran una lámpara maravillosa. El genio les dice que les va a conceder un deseo a cada uno. El primero dice: Deseo irme con mi familia y amigos. Y se lo concede. El segundo dice: Deseo irme con mi familia y amigos. Y se le […]

Eran tres hombres en una isla desierta, y de pronto se encuentran una lámpara mágica, y los tres hombres la frotan, de pronto sale el genio de la lámpara y les dice a los tres hombres que les va a conceder un deseo a cada uno, el primer hombre dice: Quisiera estar con mi familia […]

Estaba un día el papá de Panchito muy enojado y Panchito le pregunta: ¿Estás de genio papá? Sí, contesta el papá. ¿Y tú eres de los genios que conceden, un deseo o tres?

Cierto día un hombre encontró una botella, al destaparla se dio cuenta que tenía un genio y éste le dice: Te concederé tres deseos. A lo que el hombre responde: Muy bien, mi primer deseo es tener mucha lana (dinero). Entonces, el genio le dice: ¡Concedido! Y lo convirtió en oveja.

Viene un vagabundo caminando, cabizbajo y triste cuando de pronto, en el suelo, ve una lata de sardinas. Sin interrumpir su paso, le da un puntapié a la lata y sin esperarlo; sale un genio de adentro del envase y le dice: ¡Oh!, vagabundo, por haberme salvado te concederé un deseo, pide. El vagabundo, repleto […]

Erase una vez un hombre jugando al golf que al acomodar la primera pelota oye que ésta le habla: ¡No me pegues! ¡No me pegues! El hombre mira con asombro a la pelota y piensa que alguien le está jugando una broma y no le da mayor importancia. Cuando se acomoda para volver a pegarle […]