Chiste Número #1458

Son dos granitos de arena que van por la playa y uno le dice al otro: Oye, ¡creo que nos siguen!