Chiste Número #1237

Pepito, el simpático, pero entrometido Pepito, va corriendo al encuentro de su mamá:

Mamá, mamacita, ven a ver, papá está colgado de la cocina.

Dios mío, ¿Colgado de la cocina? ¿Colgado has dicho?, responde la madre asustada.

Sí, del cuello de la cocinera.