Chiste Número #1669

Paseaba un fantasma en el cementerio y de pronto oye a alguien llorando y se asoma y ve otro fantasmita. Y el fantasma le pregunta:

¿Por qué lloras?

Y el fantasmita le contesta:

Cada vez que trato de hacer amigos, estos me ignoran, ¡Como si no me vieran!