Chiste Número #2651

Era una vez una pareja que estaba durmiendo y de repente dice la señora:

¡Mi marido, mi marido!

En eso sale el señor corriendo hasta que llega al parque y dice:

Pero, si yo soy su marido.