Chiste Número #3907

Era una mujer tan horrible que el otro día vio a una rata aplastada y le dijo al hijo:

Recemos, el abuelo Carlos se ha muerto.