Chiste Número #1630

Era una familia tan pobre, pero tan pobre, que ni hambre tenía.