Chiste Número #1597

Era un niño tan, pero tan feo, que cuando estaba con sus amigos, ellos se decían entre si, no lo mojen que se reproduce.