Chiste Número #6003

Era un ladrón tan tonto, que fue a robar a una tienda, y se llevó a los maniquies para no dejar testigos.