Chiste Número #5610

Una vez un borrachito va llegando al edificio donde vive, cuando está entrando y empieza hacer bulla se asoma su mujer por la ventana y le dice:

Mi amor, ¿Te lanzo las llaves?

Y el borrachito le dice:

Pues mi amor, la verdad que, lánzame el huequito para meterla porque es lo que no encuentro.