Chiste Número #2582

Un matrimonio de 95 años va al abogado para pedir el divorcio. El abogado sorprendido, les pregunta que cómo habían esperado tanto tiempo, y ellos le responden:

¡Es que estabamos esperando a que se murieran los niños para no darles un disgusto!