Chiste Número #5095

Oye Juan, ¿doblaste la esquina para venir a mi casa?

No, ya estaba doblada.