Chiste Número #2030

¡No juegues con Fuego!

Y Fuego se quedó sin amigos.