Chiste Número #2471

Mariano, parece que quieres más al perro que a mí.

Que no, tonta, que los quiero igual.

Mi amor, hoy estamos de aniversario de matrimonio, ¿por qué no matamos un pollo?

¿Y que culpa tiene el pollo? ¿por qué no matamos a tu hermano que fue el que nos presentó?

¿Se enojó mucho tu mujer ayer por quedarte un rato más a jugar a las cartas?

No, total, estos cuatro dientes me los tenía que sacar.