Chiste Número #1996

Había una vez un niño tan feo, pero tan feo, que le dijo a la mamá:

Mami, ¿usted me quiere?

Y ella le dijo:

Sí, como amigo.