Chiste Número #5688

Había un borracho apoyado en la puerta de un bar y vio a su amigo caminando por la calle, que también estaba borracho, y le empezó a dar golpes a la farola y su amigo le pregunta:

¿Qué haces?

Y responde el otro borracho:

Llamando a la puerta de mi casa.

Y le dice el otro:

Sigue, sigue, que la luz está encendida.