Chiste Número #5188

Fue un divorcio amistoso y dividimos la casa en partes iguales. Mi esposa se quedó con lo de adentro y yo con lo de afuera.