Chiste Número #3569

Este es un señor que le gusta pedir, y llega donde un amigo y le dice:

Juan, ¿Cómo estás?, oye pasaba por aquí para que me prestes un dólar.

No tengo dinero, no te puedo prestar.

Bueno, entonces préstame 75 centavos.

Ya te dije que no tengo, no te voy a dar nada.

Bueno, dame 50 centavos y ya.

Que no tengo, no me pidas más.

Está bien, dame 25 centavos y lo dejamos así.

Ya te dije que no, no me molestes, que no tengo plata.

Entonces le mira el bolsillo a Juan, y le pregunta:

¿Qué tienes ahí?

Y Juan le contesta:

Son gotas para los ojos.

Echame una gotita, pues.