Chiste Número #6098

Este era un atlante tan tonto, que se llevó una licuadora a un estadio olímpico para batir los records.