Chiste Número #1950

Estaban dos niños de 5 años conversando, y uno le dice al otro:

Te cuento, que unos cabros del barrio me pegaron, y no me pude defender.

A lo que su amigo le contesta:

Oye, ¿y no te vengaste?

Sí, claro que me vengué, ¡si no me vengo me matan!