Chiste Número #5142

Esta era una vez un niño que tenía la boca tan chiquita, pero tan chiquita, que para decir 3 tenía que decir uno, uno, uno.