Chiste Número #3131

En un manicomio, el director está sumamente intrigado observando a un interno que ha estado escribiendo algo en un papel, y luego trepa por un poste de madera que hay en el patio, y al llegar arriba clava el papel, y luego baja. El director ordena a un subalterno que suba a buscar el papel, lo que hizo con mucho trabajo. El director pudo leer, «Hasta aquí llega el palo».