Chiste Número #3709

Dos mujeres charlando:

-Mi marido es un ángel-

-¡Qué suerte!-

-El mío todavía vive-