Chiste Número #2179

Cuando yo era pequeña decía tía Verónica a su sobrinita, mi madre me dijo que si seguía haciendo muecas como tú, me quedaría fea. Entonces, tía, comentó la niña, no podrás alegar que no te advirtieron a tiempo.