Chiste Número #2492

Cariño! ¿Crees que estoy gorda?



Cariño, tú nunca me dices cosas dulces

¿Para qué? ¿Para que te las comas?