Chiste Número #5592

A un borrachito le gustaba tomar en la cantina que estaba enfrente del panteón, y un día encontró un letrero afuera del bar que decía: «Aquí se está mejor que ENFRENTE». Luego de un tiempo, los del panteón para no quedarse atrás ponen su letrero ellos también. El borrachito al regresar a la cantina se percató que afuera del panteón estaba otro papel y se acerca a leer lo que decía: «Aquí están los que estaban ENFRENTE».