Viejos Los viejos banqueros nunca mueren, simplemente pierden interés. Los viejos compositores nunca mueren, simplemente se descomponen. Los viejos decanos nunca mueren, simplemente pierden sus facultades. Los viejos electricistas nunca mueren, simplemente pierden el contacto. Los viejos hipocondríacos nunca mueren, simplemente se lo imaginan. Los viejos militares nunca mueren, simplemente se degradan.